Macrodatos, transparencia, control y protección de datos

By 16 de marzo de 2016 Legal

El Supervisor Europeo de Protección de Datos emitió el 19 de noviembre de 2015 un informe sobre los desafíos que se plantean con los macrodatos en relación con la transparencia, el control por los usuarios y la protección de datos. El resumen de este informe ha sido publicado recientemente en el Diario Oficial de la Unión Europea, en concreto el día 20 de febrero de 2016.

El resumen ejecutivo del Dictamen del Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre «Hacer frente a los desafíos que se plantean en relación con los macrodatos: llamamiento a la transparencia, el control por parte de los usuarios, la protección de datos desde el diseño y la rendición de cuentas» puede consultarse en el siguiente enlace:

http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=OJ:C:2016:067:FULL&from=ES

El texto completo del presente Dictamen está disponible en inglés, francés y alemán en el sitio web del SEPD:

www.edps.europa.eu

Del resumen del informe se desprende, entre otras cuestiones más destacadas, que las organizaciones que tratan grandes volúmenes de información personal deberán cumplir lo dispuesto en la legislación en materia de protección de datos aplicable. El Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD) considera que el desarrollo sostenible y responsable de los macrodatos deberá basarse en cuatro elementos esenciales:Macrodatos, transaprencia, control y protección de datos

1. Las organizaciones deberán ser más transparentes en relación con el modo en que tratan los datos personales,

2. Deberá permitirse a los usuarios un elevado nivel de control sobre el modo en que se utilizan sus datos,

3. Deberá integrarse una protección de datos con un diseño de fácil uso en los productos y servicios, y

4. Las organizaciones deberán ser más responsables de sus actos.

Por lo que respecta a la transparencia, deberá facilitarse a las personas información clara sobre los datos que se procesan, incluidos los datos que se observan o que puedan deducirse; se les deberá informar mejor sobre cómo y para qué finalidades se utiliza su información, incluida la lógica empleada en algoritmos para determinar los supuestos y las predicciones que se realizan sobre ellas.